¿Sabías que alinear dientes no es lo mismo que hacerte un tratamiento de ortodoncia con alineadores?

Alinear dientes, y tras ello seguir teniendo un problema de encaje de boca, puede resultar sencillo, rápido y estético… pero tiene muchos riesgos a nivel de salud.

El 90% de la población padece algún tipo de maloclusión, y se estima que al menos el 15% de la población tiene un problema de nivel moderado o severo.

¿Con alinear dientes se consigue mejorar la salud de tu boca?

Para que la salud de tu boca sea buena y duradera, dando por hecho que mantienes una buena higiene y realizas visitas periódicas a tu dentista, se deben de cumplir estas tres condiciones:

  1. Disponer de un correcto cierre (oclusión) de boca.
  2. Disponer de los dientes alineados.
  3. Disponer de un contacto homogéneo entre los dientes inferiores y los superiores.

De aquí puedes deducir que cuando te ofrecen un tratamiento para alinear dientes, los otros dos puntos, que son claves para que no tengas problemas de salud a medio o largo plazo, si el profesional que te va a tratar no te deja claro que no los va a corregir, seguirán estando presentes o se llegarán a incrementar. Por ello, no te dejes engañar por la publicidad que veas, plantéate que es lo que quieres que pase en tu boca cuando busques mejorar la estética de tu sonrisa. Un mal tratamiento de ortodoncia puede provocar problemas irreversibles.

¿Puede tener sentido únicamente alinear dientes?

Puede darse el caso en el que con alinear tus dientes manteniendo la oclusión correcta sea suficiente para conseguir una buena estética. Esto suele darse en situaciones de retratamiento porque el paciente no ha realizado una buena práctica de retención post-tratamiento y alguno de sus dientes se ha movido. O cuando el paciente, tras un buen diagnóstico, se vea que tiene una correcta oclusión y que, con un leve movimiento de los dientes o de alguno de ellos, se puede mejorar su estética sin dañar la salud de su boca.

¿Quieres mejorar tu estética, pero sin poner en peligro la salud de tu boca?

Mover dientes, implica mover raíces y realizar movimientos que afectan a las encías. Si estos son muy rápidos o bruscos, no permiten que la estructura ósea de tu boca se asiente y haga que estos movimientos sean estables. Por poner un ejemplo fuera de la ortodoncia, es como fijar y asentar los pilares de una casa o un puente, si les aplicamos fuerzas y se muevan ligeramente antes de que seque el cemento… la holgura que se creará en el cemento provocará que ese pilar se mueva en el futuro y pueda llegar a caer. Lo mismo pasa con las raíces de los dientes y las encías que ayudan a sustentar los dientes.

Así pues, un buen ortodoncista planificará muy bien la secuencia de movimiento de los dientes, de manera que consiga alinearlos, nivelarlos y encajarlos perfectamente para que puedas masticar correctamente, para no generar tensiones musculares por morder mal o solo por un lado, para que puedas cerrar la boca adecuadamente sin forzar la articulación temporomandibular, previniendo así problemas futuros de esta articulación que tan dolorosos e irreversibles pueden llegar a ser.

Con nuestra dilatada experiencia en tratamientos de ortodoncia, puedes sentirte en buenas manos y convencida/o de que le dedicaremos todo nuestro esfuerzo y esmero en diagnosticar adecuadamente tu problema, crear el plan de tratamiento más adecuado, y realizar un seguimiento y supervisión del caso de la manera más exhaustiva posible.

Las nuevas técnicas con alineadores son muy discretas y cómodas, por lo que cada vez más adultos deciden realizarse tratamientos de ortodoncia. Y no solo ellos, sino también para sus hijos por la comodidad que ofrece alineadores como Invisalign™ versus los brackets.

Llámanos o solicita una cita a través de nuestra web. La primera visita es gratuita y saldrás de ella con una idea bastante clara de cuál es tu problema y cuál puede ser su solución con ortodoncia.

Tras finalizar un tratamiento de ortodoncia, no solo podrás sonreír con naturalidad, podrás sentir una gran mejora a la hora de masticar, respirar y hablar. Y podrás tener una mejor higiene y prevención de problemas de salud en tu boca.