Cuando pensamos que realizarse un tratamiento de ortodoncia es igual a obtener una bonita sonrisa, puede que haya muchos detalles que estés dejando pasar… ¿sabes que puede pasar si te realizan un mal tratamiento de ortodoncia?

El efecto sobre tu boca y en general sobre tu salud puede ser grande. Estamos hablando de que un tratamiento de ortodoncia es invertir ya no solo dinero, sino tiempo, porque el proceso de mover dientes no es inmediato y requiere de unos tempos y del cumplimiento de unas reglas que rigen la biomecánica.

Hay que tener mucho cuidado porque hay mucha publicidad que pregonan lo fácil que es alinear dientes, pero que no te dicen que para dejar plenamente funcional tu boca hay que tener mucho cuidado y seguir los consejos de tu ortodoncista.

Para mover los dientes hay que aplicar fuerzas sobre ellos. Es muy peligroso que estas fuerzas se apliquen en sentidos e intensidades erróneas, ya que provocarán re-absorciones en las raíces, y con ello se incrementará muy mucho el riesgo de la perdida de dientes a corto medio plazo de tiempo.

Acortar plazos es muy peligroso, es ir en contra de la estabilidad de la estructura de tu boca, por ello es poco recomendable.

Los riesgos a los que te expones por realizarte un mal tratamiento de ortodoncia son:

  1. Que las raíces se queden expuestas por mover erróneamente algún diente.
  2. Acortamiento de las raíces por aplicar fuerzas excesivas sobre los dientes.
  3. Inflamación de las encías por falta de control y de una adecuada higiene.
  4. Huecos por mala planificación de la posible extracción de dientes y no poder ocupar los huecos con el resto de los dientes.
  5. Problemas y dolores de ATM. La boca no es hablar solo de los dientes, es el conjunto de dientes con sus raíces más los huesos de la mandíbula y del cráneo, y más la articulación temporomandibular.
  6. Que tus dientes tiendan a regresar a su estado original por no haber realizado el proceso adecuadamente. Ya que puede que las raíces y la estructura ósea no hayan podido evolucionar adecuadamente si el tratamiento ha sido muy agresivo.

No tengas prisa ni al elegir a tu ortodoncista, ni al querer finalizar un tratamiento de ortodoncia. Déjate guiar por tu ortodoncista y sé muy disciplinado en lo que te pida. Haciendo estás dos cosas y estando en manos de un buen profesional, entonces si que conseguirás una boca funcionalmente sana y a mayores, una bonita sonrisa.

Recuerda también que, una vez acabado el tratamiento, un buen sistema de retención es necesario, puesto que los dientes siempre tienden a moverse, y sería un apena perder todo lo conseguido.

_____________________________________________________________________

Consejos ofrecidos por Clínica de Ortodoncia Abad y Antolín, tus ortodoncistas en Zaragoza.

También a tu disposición en su clínica de ortodoncia en Tudela y la Clínica de ortodoncia en Tarazona.

Somos especialistas en Invisalign™, braquets estéticosbraquets de porcelana y ortodoncia estética.