Disfunción de la articulación temporomandibular

Disfunción de la articulación temporomandibularSe denomina disfunción de la articulación témporo-mandibular ó cráneo-mandibular (DCM) a diferentes problemas clínicos que afectan a la articulación témporo-mandibular, la musculatura masticatoria y estructuras asociadas.Un 50% de la población sufre a este nivel alguna disfunción.

Las causas de la patología de la ATM (articulación témporo-mandibular) son multifactoriales: el apretamiento de dientes diurno y nocturno (BRUXISMO), el estrés, determinados hábitos nocivos como morderse las uñas, morder objetos y masticar chicle, la hiperlaxitud ó hipermovilidad articular, las alteraciones craneocervicales y las maloclusiones severas entre otros, son factores que influyen en la patología de esta articulación.

Los signos y síntomas que nos pueden orientar o hacer sospechar que padecemos una Disfunción craneomandibular, son los siguientes:

  • Ruidos o chasquidos al abrir, cerrar o masticar
  • Rigidez o tirantez y cansancio en los maxilares
  • Dificultad y/o dolor al abrir la boca (bostezo...)
  • Reducción de la apertura bucal
  • Dificultad y/o dolor al masticar y al hablar
  • Dolor de oídos o alrededor de ellos, o en las sienes
  • Frecuencia de cefaleas, dolor de cuello o de dientes
  • Cambios en la mordida
  • Dientes sensibles y desgastados
  • Dolores crónicos, sin fundamento, en cervicales y espalda

 

El tratamiento a seguir dependerá de la patología de cada caso, pero normalmente se aplica un tratamiento multidisciplinar e integrado que supone la colaboración de distintos especialistas. Este tratamiento puede incluir:

  • Tratamiento Ortodóncico
  • Tallado selectivo de los dientes
  • Cirugía temporomandibular
  • Cirugía ortognática
  • Tratamiento Farmacológico (Antiinflamatorios, relajantes musculares, etc)
  • Rehabilitación (Electroterapia, manipulación, educación de hábitos y dietas, ejercicios, corrección postural, ...)
  • Uso de férulas
  • Tratamiento Psicológico o Psiquiátrico (Tratamiento del estrés y del hábito apretador de dientes)

 

Ver en blog artículos relacionados.

 

SIGUENOS Siguenos en Facebook Siguenos en Google+ Siguenos en Google+